Posturas de yoga para el elemento aire

La tierra, el fuego, el agua, el aire y el espacio conforman los cinco elementos de la naturaleza. Cuando estos elementos están equilibrados y activados, nuestra salud y bienestar son buenos. Un desequilibrio conduce a trastornos y enfermedades de la mente y el cuerpo. El elemento aire está asociado con el Chakra del Corazón o Chakra Anahata. Tiene cualidades de ligereza, movimiento y libertad.

Índice
  1. Comprendiendo el elemento aire
  2. Reconectando con el elemento aire
    1. Prácticas sensoriales para reconectarse con el elemento aire
  3. Prácticas de yoga para el elemento aire
    1. El Chakra Anahata
    2. Posturas de yoga para el elemento aire
    3. Mantras y meditación para el elemento aire
    4. Pranayama para el elemento aire
  4. Enfócate en la respiración para mantener el elemento aire equilibrado

Comprendiendo el elemento aire

El elemento aire tiene un significado tradicional en el que ha estado conectado con dioses, diosas y deidades durante miles de años. En Grecia, se cree que cuatro dioses del viento gobernaban el norte, sur, este y oeste, y eran responsables de mover las cuatro estaciones a lo largo del año. En India, vayu, la deidad principal del viento y la respiración, se dice que ha sido impresionante. Aunque no podemos ver el elemento aire, tiene un impacto significativo en el entorno que nos rodea y es fundamental para nuestra existencia, lo que lo convierte en una poderosa fuerza de la naturaleza.

Según los textos yóguicos, existen vientos energéticos sutiles, conocidos como Vayus, que existen dentro de nosotros. En el cuerpo humano, hay movimientos de aire conocidos como Udana Vayu (un movimiento hacia arriba y hacia afuera), Prana Vayu (movimiento de energía vital alrededor del corazón y los pulmones), Samana Vayu (la energía del aire responsable de la digestión), Vyana Vayu (que existe en todo el cuerpo) y Apana Vayu (gobierna la energía hacia abajo y hacia afuera). Mantener estos vientos en movimiento es clave para mantener el equilibrio y un estado saludable de ser. Al igual que el Chakra Anahata, el elemento aire tiene la gran responsabilidad de la comunicación, la respiración y, posteriormente, la vida.

Reconectando con el elemento aire

Conectarse con el elemento aire de la naturaleza a través de nuestros sentidos es una forma poderosa de mantener esta fuerza vital activa y equilibrada. Junto con las prácticas de yoga, estas simples técnicas sensoriales son beneficiosas.

Prácticas sensoriales para reconectarse con el elemento aire

Las formas naturales de sentir el aire que te rodea ayudan a activar el elemento aire. Imagina tu rostro en una carretera, sintiendo el viento en tu cabello y rostro, o sentado junto al mar y sintiendo el viento en tu rostro. Estos son ejemplos de terapias táctiles naturales que activan de manera positiva el elemento aire. La próxima vez que salgas a caminar por tu jardín o un parque cercano, haz una pausa y siente el viento en tu rostro o manos. Observa si está caliente o frío y cómo se siente al tocar tu piel. Estas son formas simples y conscientes de interactuar con la naturaleza que te rodea.

Para el elemento aire, los sabores amargos y astringentes fomentan un equilibrio del elemento. Te sentirás más ligero, la inflamación, la hinchazón o la retención de agua se reducirán y la congestión por flema o mucosidad disminuirá. Algunos ejemplos de sabores amargos son la col rizada y las coles de Bruselas. Para los sabores astringentes, la granada, el té negro y las legumbres son buenas opciones.

Activar el sentido de la vista para el elemento aire se puede hacer observando el entorno que te rodea. Observa cómo el suave viento causa movimiento en los árboles y plantas a tu alrededor, cómo un trozo de papel se mueve con la fuerza del viento y otras pequeñas situaciones cotidianas. Incluso las nubes se mueven suavemente a lo largo del día. Observa cómo son estos movimientos, rápidos o lentos, suaves o forzados, etc.

Para el sentido del olfato, observa el aire que te rodea. ¿A qué huele? ¿Es un aroma tranquilo y relajante? ¿Qué emociones despierta? Cuando cocinas o calientas alimentos, ¿cómo huele? ¿Despierta una sensación de agua en la boca? ¿Huele fresco y saludable tu habitación? ¿Hay aire fresco y fresco entrando?

El aire transporta la vibración de las ondas sonoras que nos permiten escuchar cosas. Observa los sonidos que te rodean. Observarás muchas ondas sonoras. Desde ambulancias en la calle, hasta una canción en tu lista de reproducción, pasando por tu colega hablando y los sonidos de los dispositivos que te rodean, observarás varios sonidos. Observa cómo el viento y el aire se mueven entre los árboles, agitando las hojas y creando un sonido relajante. Todos estos sonidos llegan a ti gracias al elemento aire.

Prácticas de yoga para el elemento aire

El Chakra Anahata

Asociado con el chakra del corazón, el elemento aire es responsable de varios movimientos en el cuerpo, que representan el amor, la empatía y la compasión. Es la rueda giratoria de energía que desencadena una forma fluida de Prana o energía vital y abre la puerta a nuestra alma interior. Cuando está equilibrado, proporciona una sensación de inmensa alegría y energía abundante.

Posturas de yoga para el elemento aire

Las posturas que abren el corazón equilibran y activan el elemento aire. Ejemplos incluyen la postura de la cobra (Bhujangasana), la postura del arco (Dhanurasana) y la postura de la rueda (Chakrasana). La mayoría de los arqueamientos hacia atrás, como la postura del camello, también son útiles. Practicar la postura del gato-vaca proporciona un movimiento en la región del pecho. Respirar profundamente y ser consciente de cómo cada vez que inhalamos aire, estamos inhalando vida hace que nuestra experiencia con las asanas de yoga sea aún más efectiva. Esta respiración nos es dada por la naturaleza, y cada exhalación devuelve la vida a la naturaleza, como las plantas y los árboles.

Mantras y meditación para el elemento aire

Dado que está asociado con el Chakra del Corazón, los mantras y meditaciones para el Chakra Anahata también son útiles para el elemento aire. Meditar en un mandala o símbolo y el mantra YAM es beneficioso. Además de esto, la meditación de amabilidad amorosa y la meditación de respiración estimulan y activan el elemento aire. La meditación de visualización de los sonidos de la naturaleza, el movimiento de los árboles y las hojas también activa el elemento aire. Visualizar el aire debajo de ti y fluyendo a través de tu cuerpo también es una buena técnica.

Pranayama para el elemento aire

Algunas prácticas de respiración impactantes para el elemento aire son la respiración del océano, la respiración de abeja zumbadora (donde se hacen sonidos y vibraciones de zumbido) y la respiración yóguica completa o respiración en caja. Estas técnicas de respiración fomentan el flujo de prana y te permiten sentirte más ligero y enérgico. Con una respiración tranquila y constante, te sentirás más despreocupado y alegre.

Enfócate en la respiración para mantener el elemento aire equilibrado

Centrarse en la respiración te permitirá fluir libremente, mantener la calma y tener más energía. Descubrirás que puedes lograr posturas de yoga desafiantes fácilmente y estar más enraizado. Con más enfoque en la respiración, mejorarás tu atención plena, lo que te permitirá tomar mejores decisiones y estar alineado con la realidad. Con todo esto, vendrá más gratitud, amor, compasión y alegría en tu vida cotidiana.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Posturas de yoga para el elemento aire puedes visitar la categoría Yoga en General.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Mas información