Beneficios del yoga de recuperación: mejora la salud física y mental

El ejercicio regular es fundamental para mantener una buena salud, pero los entrenamientos pueden agotarnos, especialmente a largo plazo. Algunos expertos coinciden en que ciertos tipos de yoga pueden ayudar en el proceso de recuperación.

Investigaciones clínicas han demostrado que el yoga puede reducir el estrés y la fatiga, mejorar la fuerza muscular, el equilibrio, la movilidad y la flexibilidad. Además, al combinar la práctica del yoga en las sesiones diarias de entrenamiento y ejercicio de los atletas, puede mejorar el funcionamiento muscular, favorecer la recuperación y mejorar el rendimiento, la condición física y la postura.

Los beneficios del yoga en la recuperación pueden afectar tanto a la mente como al cuerpo. Después de todo, los entrenamientos no son la única fuente de estrés. En el entorno agitado en el que vivimos, nuestros cuerpos están constantemente enfocados en el sistema nervioso simpático, esas sensaciones de lucha o huida que nos hacen estar ansiosos y hambrientos por sobrevivir (y a veces solo sobrevivir). Esta sensación puede ser agotadora y puede llevar a más estrés y fatiga, especialmente si no se incluye suficiente tiempo de recuperación en la agenda.

Aceptar y permitirse descansar es una herramienta importante de autocuidado, sin importar el programa de ejercicio que se siga. También lo es la práctica de la recuperación activa, como el yoga restaurativo.

Índice
  1. ¿Qué es el yoga de recuperación?
  2. 5 beneficios del yoga de recuperación
  3. El mejor tipo de yoga para la recuperación muscular

¿Qué es el yoga de recuperación?

El yoga de recuperación, también conocido como yoga restaurativo, es una excelente manera de incorporar ejercicios suaves y relajantes para la mente y los músculos en tu rutina de entrenamiento o en tu día de recuperación. El yoga restaurativo ayuda a activar tu sistema nervioso parasimpático (los elementos de descanso y recuperación ) y a promover la curación, tanto física como emocionalmente.

El yoga restaurativo se centra en mantener y relajarse en poses, o asanas. Esta actividad también ayuda a reducir el estrés. Tanto los elementos físicos como emocionales de esta rutina de yoga ayudan en la recuperación después de un esfuerzo excesivo.

5 beneficios del yoga de recuperación

Una clase de yoga de recuperación puede convertir un día de recuperación pasiva en un impulso suave para tu mente y músculos. La combinación de actividad consciente, estiramientos y respiración profunda debería dejarte sintiéndote tranquilo y relajado.

recovery yoga poses - What type of yoga is best for recovery

Un día de recuperación activa como este se asocia con muchos beneficios para el bienestar:

  • Puede ayudar a reducir el dolor muscular después de un entrenamiento o ejercicio prolongado.
  • Beneficia la mente, promoviendo la relajación, la cognición y la concentración.
  • También ayuda a reducir el estrés y los niveles de cortisol y puede mejorar el estado de ánimo.
  • Ayuda a controlar el dolor crónico, como el dolor lumbar (similar a los efectos de la fisioterapia).
  • También puede ayudar a controlar la hipertensión cuando se combina con el tratamiento farmacológico.
  • Promueve la flexibilidad y el rango de movimiento y contribuye a la longevidad.
  • Apoya la salud ósea y ayuda a desarrollar equilibrio, fuerza y coordinación a través de ejercicios de baja intensidad.

¿Puede el yoga ayudar a la recuperación muscular?

La investigación ha estudiado cómo el yoga puede ayudar a aliviar el dolor muscular, prevenir lesiones en los atletas y aumentar su flexibilidad, rango de movimiento, equilibrio y relajación. Algunos aprenden ejercicios de yoga de recuperación para lidiar con el estrés de la competencia y minimizar el dolor muscular. Pero no es necesario ser un atleta para beneficiarse de una postura del perro boca abajo. Los ejercicios de recuperación activa pueden beneficiar a personas de todos los niveles de actividad y contribuir a una vida larga y saludable.

El mejor tipo de yoga para la recuperación muscular

Existen muchos tipos de prácticas de yoga, cada una con un enfoque diferente. El nivel de actividad varía, y algunos utilizan accesorios como bandas de resistencia, rodillos de espuma o bloques. Por ejemplo:

  • El yoga Yin es un estilo meditativo y lento de mantener las poses que es bueno para aquellos que están aprendiendo. Esta práctica se puede adaptar fácilmente al yoga de silla.
  • El vinyasa o flow yoga une las posturas de yoga con la respiración en un flujo continuo. Involucra más movimiento que otros tipos.
  • El Bikram es una forma de yoga caliente, y la práctica se adhiere a una rutina establecida con reglas estrictas.
  • Hatha describe cualquier estilo más tradicional que incluye un equilibrio de movimiento, respiración y meditación. Por lo general, es una práctica más suave que es adecuada para aquellos que tienen más experiencia, así como para aquellos que están aprendiendo.

Aunque estos tipos de yoga tienen beneficios tanto para la mente como para el cuerpo, cuando tu objetivo es la curación, recurre al yoga restaurativo, que promueve la quietud y el alivio del estrés. Es ideal para la recuperación muscular porque está diseñado para utilizar accesorios que apoyen el cuerpo y fomenten la relajación completa.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Beneficios del yoga de recuperación: mejora la salud física y mental puedes visitar la categoría Yoga en General.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Mas información