Poses de yoga con bloque: mejora tu práctica con estos consejos

Los bloques de yoga son una herramienta versátil que puede mejorar tu práctica de asanas, haciendo que ciertas posturas sean más accesibles o ayudándote a profundizar en ellas. A diferencia de otros accesorios como las correas y las mantas, los objetos domésticos no pueden sustituir fácilmente a los bloques de yoga, por lo que recomiendo a los principiantes invertir en un par al comenzar su práctica. En este artículo, descubrirás 12 formas de incorporar los bloques de yoga en diferentes posturas de yoga. Pruébalos y observa si pueden beneficiar tu práctica.

Índice
  1. Tipos de bloques de yoga
  2. Formas de utilizar los bloques de yoga en tu práctica
    1. Postura fácil sentada
    2. Flexión hacia adelante sentada
    3. Postura del ángulo lateral extendido
    4. Postura del ángulo lateral invertido
    5. Postura del triángulo
    6. Postura del triángulo invertido
    7. Postura de la media luna
    8. Postura del puente
    9. Postura del puente con apoyo
    10. Postura del pez con apoyo
    11. 1Postura de “piernas en la pared” en medio de la habitación
    12. 1Postura reclinada de la mariposa

Tipos de bloques de yoga

Los bloques de yoga están disponibles en diferentes materiales, incluyendo espuma, corcho y madera. Los bloques de espuma son ligeros y suaves, lo que los hace fáciles de transportar al estudio o gimnasio. Son cómodos para posturas restaurativas y para apoyar partes sensibles del cuerpo. Sin embargo, es posible que no proporcionen la suficiente estabilidad en posturas en las que se debe apoyar el peso sobre los bloques. Los bloques de corcho son más pesados que los de espuma y brindan mayor estabilidad en posturas de pie. Son ecológicos y duran más, lo que los convierte en una excelente opción para principiantes. Los bloques de madera son raros en la actualidad, son pesados y pueden volverse resbaladizos cuando se suda, por lo que no se recomiendan para principiantes. Los bloques de bambú pueden ser una opción alternativa.

Los principiantes pueden elegir entre bloques de espuma y corcho según su preferencia personal. También se recomienda comprar un paquete de dos bloques, ya que se pueden utilizar en posturas simétricas. El tamaño más común y versátil es de 22 x 12 x 5 cm, y se pueden utilizar en tres ajustes: más bajo, medio y más alto.

Formas de utilizar los bloques de yoga en tu práctica

Postura fácil sentada

Sentarse en el suelo con las piernas cruzadas y la columna recta puede ser un desafío para muchas personas, especialmente al comienzo de una clase de yoga cuando el cuerpo aún no está calentado. Para facilitarlo, prueba colocar un bloque de yoga en el ajuste más bajo y siéntate en el borde del bloque, dejando que las rodillas se acerquen al suelo. Mantén la columna recta y extiende la coronilla de la cabeza hacia el techo. Esta modificación te ayudará a sentarte cómodamente durante un período más largo, como durante la meditación o el pranayama. Si no tienes un bloque de yoga disponible, puedes usar una manta para elevar tus caderas.

Flexión hacia adelante sentada

Colapsar la columna y redondear el pecho y los hombros es un error común en la flexión hacia adelante sentada. Doblar hacia adelante de esta manera puede permitirte llegar a tus dedos de los pies, pero no estirará eficazmente los isquiotibiales. Para evitar esto, intenta sentarte en el borde de un bloque de yoga como se describió en la modificación anterior. Esto te ayudará a inclinar la pelvis hacia adelante mientras te inclinas hacia adelante y a flexionar más desde las caderas, no solo desde la columna. Mantén la columna larga, evita redondear la parte baja de la espalda y flexiona hacia adelante tanto como puedas. Esta postura también se puede realizar utilizando una manta en lugar de un bloque de yoga.

Postura del ángulo lateral extendido

En la postura del ángulo lateral, coloca el antebrazo en el muslo y extiende el otro brazo por encima de la cabeza. Para ir más profundo, coloca la mano en un bloque de yoga si tus dedos no llegan al suelo. Puedes comenzar con el bloque en su ajuste más alto y bajar gradualmente a medida que progreses.

Postura del ángulo lateral invertido

De manera similar, puedes usar un bloque de yoga fuera de tu pie delantero para apoyarte si tus dedos no llegan al suelo.

Postura del triángulo

En la postura del triángulo, es común sobreextender la rodilla delantera e intentar agarrar el dedo gordo del pie o colocar la mano en el suelo. Sin embargo, no es necesario llegar a los dedos de los pies para obtener un buen estiramiento. Utiliza un bloque de yoga en el interior o en el exterior de tu pierna delantera como apoyo y comienza con el ajuste más alto. Si eres nuevo en el yoga, comienza con la rodilla delantera flexionada, coloca una mano en el bloque y levanta el otro brazo hacia el cielo. Gradualmente estira la pierna delantera para sentir un estiramiento en los isquiotibiales.

Postura del triángulo invertido

La alineación tradicional para la postura del triángulo invertido es talón a talón, pero si tienes problemas para mantener la estabilidad y mantener las caderas hacia adelante, intenta colocar los pies más separados como si estuvieras parado sobre dos rieles. Alarga la columna con una inhalación, pivota desde las caderas con una exhalación y lleva la parte superior del cuerpo paralela al suelo. Si tu mano no llega al suelo, utiliza un bloque de yoga en el exterior de tu pie delantero.

Postura de la media luna

Puedes usar el bloque para equilibrarte en la postura de la media luna. Desde la postura del triángulo, coloca el bloque alineado con tu pie delantero, presiona la mano hacia abajo en el bloque y desplaza el peso hacia la pierna delantera. Levanta lentamente la pierna trasera. Tu mano superior puede quedarse en la cadera o estirar el brazo hacia el cielo.

Postura del puente

Para realizar correctamente la postura del puente, los muslos internos deben permanecer firmes y activos. Para mantener una alineación adecuada, coloca un bloque de yoga con su anchura más estrecha entre los muslos internos. Aprieta ligeramente el bloque y luego levanta las caderas mientras presionas el bloque. Esta modificación te ayudará a aprender una alineación adecuada y aliviar la presión en la parte baja de la espalda.

Postura del puente con apoyo

La postura del puente con apoyo es una excelente postura de yoga restaurativa. Coloca el bloque debajo de tu sacro, no debajo de la parte baja de la espalda, comienza con el ajuste más bajo y luego ajústalo más alto si es necesario. Tus rodillas pueden permanecer flexionadas, al igual que en la postura del puente simple, o puedes intentar estirar las piernas una por una para aumentar el estiramiento en los flexores de la cadera.

yoga block poses - Are yoga blocks just for beginners

Postura del pez con apoyo

Para una apertura suave del pecho, acuéstate boca arriba con un bloque debajo de tus omóplatos. Si te sientes cómodo, deja que tu cabeza descanse en el suelo, de lo contrario, utiliza otro bloque o almohada para apoyar tu cabeza y cuello. Para aumentar la intensidad, utiliza un bloque más alto o coloca el bloque con su lado estrecho entre tus hombros.

1Postura de “piernas en la pared” en medio de la habitación

La postura de la vela puede ser una excelente postura restaurativa al final de una clase de yoga, pero si no es accesible, prueba Viparita Karani (piernas en la pared) en su lugar. Coloca el bloque debajo de tu sacro, tal como en la postura del puente con apoyo, y extiende las piernas hacia el techo. Relájate durante unos minutos.

1Postura reclinada de la mariposa

Acuéstate boca arriba con los brazos a los lados y los pies juntos. Permite que tus rodillas se abran y se acerquen al suelo, utilizando dos bloques de yoga para apoyar tus muslos. Los bloques aliviarán la presión en los muslos internos, permitiendo una relajación más profunda y una mayor liberación en las caderas.

Utilizar bloques de yoga durante tu práctica puede mejorar tu experiencia de yoga al proporcionar apoyo y estabilidad, permitir una alineación adecuada y reducir el riesgo de lesiones. Además, los bloques también pueden ayudar a profundizar los estiramientos, aumentar la flexibilidad y hacer que las posturas desafiantes sean más accesibles. Con la variedad de formas de utilizar los bloques de yoga, son una herramienta valiosa tanto para principiantes como para yogis experimentados para mejorar su práctica y experimentar todos los beneficios de cada postura.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Poses de yoga con bloque: mejora tu práctica con estos consejos puedes visitar la categoría Yoga en General.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Mas información