Yoga facial: técnicas para relajar y estirar el rostro

El yoga facial es una técnica cada vez más popular para relajar y estirar los músculos del rostro. Además de los beneficios estéticos, como una piel firme y sin arrugas, esta práctica también ayuda a liberar tensiones y promover la relajación general del cuerpo y la mente. En este artículo, te enseñaremos algunos ejercicios simples de yoga facial que puedes hacer para relajar tu cara y aliviar la rigidez y el dolor de cabeza.

Índice
  1. Cómo quitar la tensión en la cara
    1. Masaje en las sienes para reactivar la circulación
  2. Cómo relajar los músculos de la cara
    1. ¿Qué es el yoga facial?
    2. Ejercicios de yoga facial
  3. Frecuencia de práctica del yoga facial

Cómo quitar la tensión en la cara

Antes de comenzar con los ejercicios de yoga facial, es importante soltar las tensiones acumuladas en el rostro. Un ejercicio sencillo para hacer esto es presionar el punto medio entre las cejas con el dedo índice de la mano derecha. Esta área es donde se concentran muchas emociones, y al presionarla suavemente, puedes liberar algunas de esas tensiones. Cierra los ojos y mantén la presión durante unos segundos, asegurándote de no sentir tensión en la mano.

Masaje en las sienes para reactivar la circulación

Otro ejercicio útil para relajar la cara es el masaje en las sienes. Coloca los dedos índice y corazón sobre cada sien y presiona suavemente hasta sentir el pulso. A continuación, realiza movimientos circulares hacia afuera, desplazando ligeramente los dedos hacia el nacimiento del cabello. Este masaje ayuda a reactivar la circulación sanguínea, aliviando la tensión y el dolor de cabeza.

Además, puedes ejercer presión sobre el nacimiento del pómulo y las ojeras, manteniendo la posición durante unos segundos y luego masajeando suavemente en círculos. Esto ayuda a reactivar el riego sanguíneo, reducir las bolsas y difuminar las arrugas en esa zona. También puedes pellizcar suavemente el área debajo de las cejas para estimular la circulación y estirar la piel del párpado superior.

Cómo relajar los músculos de la cara

El yoga facial es una técnica que te ayuda a entrenar los músculos faciales y mejorar la apariencia de tu piel. Además, favorece la oxigenación y la absorción de productos para el cuidado facial. A continuación, te explicaremos qué es el yoga facial y cómo puedes incluirlo en tu rutina diaria para estimular la circulación y generar bienestar en tu rostro.

¿Qué es el yoga facial?

El yoga facial consiste en realizar una serie de ejercicios de estiramiento y masajes suaves en el rostro y el cuello. Estos ejercicios ayudan a mantener la elasticidad de los músculos faciales y a aliviar la tensión acumulada. Al igual que los músculos del cuerpo, los músculos faciales también necesitan ejercitarse y relajarse para mantenerse en forma.

Esta técnica es beneficiosa para todo tipo de piel y no importa la edad que tengas. El yoga facial puede combatir la flacidez, aportar flexibilidad a la piel, fortalecer los músculos faciales y del cuello, estimular la circulación y combatir las arrugas. También mejora la apariencia de los párpados y los ojos, ayudando a descansar la mirada y activar los músculos para un mejor funcionamiento.

Ejercicios de yoga facial

Para empezar a practicar el yoga facial, puedes realizar algunos ejercicios simples que te darán la base para desarrollar esta técnica. Recuerda utilizar tu crema hidratante favorita para realizar los movimientos de manera fluida y delicada. A continuación, te presentamos tres ejercicios para diferentes áreas del rostro:

  • Yoga facial para la frente: Coloca tus manos en la frente de manera vertical y, con la yema de tus dedos, realiza un ligero movimiento hacia arriba, llevando las cejas hacia arriba. Realiza 3 series de 10 repeticiones, descansando 2 segundos entre cada serie.
  • Yoga facial para la zona de los ojos: Coloca los dedos índice y corazón en la esquina de los ojos y haz presión, intentando cerrar un poco los ojos. Mantén la presión durante 5 segundos y relaja los músculos por 2 segundos. Repite este ejercicio entre 5 y 10 veces.
  • Yoga facial para los pómulos: Coloca la segunda falange de tu dedo índice al lado de tu nariz y realiza una leve presión hacia adentro durante 5 segundos. Luego, desliza tu dedo hacia los pómulos, presionando nuevamente por 5 segundos. Continúa este movimiento hasta llegar a las orejas. Repite este ejercicio 5 veces en ambos lados.

Frecuencia de práctica del yoga facial

La práctica del yoga facial debe convertirse en un hábito en tu rutina diaria. Se recomienda hacerlo al menos 5 veces por semana, durante 15 minutos cada sesión. Puedes incluir el yoga facial en tu rutina matutina para despertar los músculos faciales y ser consciente de tus movimientos durante el día, o en tu rutina nocturna para disfrutar de una noche más relajada.

Recuerda que el yoga facial es una excelente opción para mantener la flexibilidad de la piel, pero también debes complementarlo con una rutina adecuada de cuidado facial y una alimentación saludable. Dedica tiempo al cuidado y bienestar de tu rostro para mantenerlo radiante y relajado.

Si quieres aprender más sobre el yoga facial y cómo implementarlo en tu rutina diaria, te invitamos a seguir a @CristYogi en Instagram. Cristi es una profesora de yoga con doble certificación y comparte consejos y técnicas de yoga facial en su perfil. ¡Comienza tu viaje hacia una piel más saludable y relajada con el yoga facial!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Yoga facial: técnicas para relajar y estirar el rostro puedes visitar la categoría Yoga en General.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Mas información