Yoga para días lluviosos: mantente activo y enérgico

El yoga es una práctica versátil que se adapta a diferentes situaciones y condiciones climáticas. Incluso en un día lluvioso, puedes disfrutar de los beneficios del yoga y mantener tu cuerpo activo y enérgico. En este artículo, te presentaré tres poses de yoga recomendadas por la reconocida instructora de yoga Anshuka Parwani para practicar en un día lluvioso. Estas poses te ayudarán a mantenerte en forma, mejorar tu sistema inmunológico y encontrar la calma en medio de la lluvia.

Índice
  1. La importancia de mantenerse activo en un día lluvioso
  2. Kapalbhati Pranayam
  3. Nadi Shodhan Pranayam
  4. Adho Mukha Shvanasana

La importancia de mantenerse activo en un día lluvioso

Es común sentirse desanimado y con poca energía en un día lluvioso. La falta de luz solar y la sensación de quedarse en casa pueden afectar nuestro estado de ánimo y nuestra motivación para hacer ejercicio. Sin embargo, es crucial mantenerse activo incluso en un día lluvioso, ya que la falta de actividad física puede tener efectos negativos en nuestra salud a largo plazo. Además, el ejercicio regular fortalece nuestro sistema inmunológico, lo cual es especialmente importante durante la temporada de lluvias.

El yoga es una excelente opción para mantenerse activo en un día lluvioso, ya que se puede practicar en interiores y no requiere equipo especializado. Además, el yoga combina movimiento físico con técnicas de respiración y meditación, lo que ayuda a reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo.

Kapalbhati Pranayam

La primera pose de yoga que te recomiendo para un día lluvioso es Kapalbhati Pranayam. Esta técnica de respiración es conocida por sus efectos desintoxicantes en el cuerpo y por su capacidad para energizar la mente y el cuerpo. Kapalbhati Pranayam también ayuda a eliminar el aire viciado de los pulmones y a purificar la sangre.

Para realizar Kapalbhati Pranayam:

  • Siéntate cómodamente en una posición de piernas cruzadas con la columna vertebral recta.
  • Coloca las manos sobre las rodillas en una mudra de tu elección, como Gyan mudra o Chin mudra.
  • Inhala profundamente y exhala enérgicamente por la nariz, mientras llevas el ombligo hacia la columna vertebral.
  • Permite que la inhalación ocurra de manera pasiva, sin esfuerzo.
  • Comienza con 20-30 repeticiones y aumenta gradualmente el número a medida que te sientas más cómodo.

Nadi Shodhan Pranayam

Otra pose de yoga recomendada para un día lluvioso es Nadi Shodhan Pranayam, también conocida como respiración alterna de las fosas nasales. Esta técnica de respiración ayuda a equilibrar los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro, promoviendo la claridad mental, reduciendo el estrés y calmando el sistema nervioso. Nadi Shodhan Pranayam es especialmente útil durante la temporada de lluvias, cuando es más probable que las fosas nasales y los senos paranasales se bloqueen.

Para realizar Nadi Shodhan Pranayam:

  • Siéntate en una posición cómoda con la columna vertebral recta y los hombros relajados.
  • Cierra la fosa nasal derecha con el pulgar derecho e inhala profundamente por la fosa nasal izquierda.
  • Luego, cierra la fosa nasal izquierda con el dedo anular derecho, suelta la fosa nasal derecha y exhala completamente.
  • Inhala profundamente por la fosa nasal derecha.
  • Cierra nuevamente la fosa nasal derecha, suelta la fosa nasal izquierda y exhala completamente.
  • Esto completa un ciclo. Comienza con cinco ciclos y aumenta gradualmente el número.

Adho Mukha Shvanasana

La tercera pose de yoga recomendada para un día lluvioso es Adho Mukha Shvanasana, también conocida como la pose del perro boca abajo. Esta pose rejuvenecedora estira y fortalece todo el cuerpo, aumenta la capacidad pulmonar y mejora la inmunidad. Además, el flujo de sangre hacia el cerebro ayuda a aliviar dolores de cabeza y brinda claridad mental.

Para realizar Adho Mukha Shvanasana:

  • Comienza en una posición de manos y rodillas, con las muñecas directamente debajo de los hombros y las rodillas debajo de las caderas.
  • Exhala y levanta las rodillas del suelo, estirando las piernas sin bloquear las rodillas.
  • Presiona las palmas firmemente contra el suelo, extendiendo los dedos.
  • Levanta los huesos de las nalgas hacia el techo, alargando la columna vertebral.
  • Activa tu núcleo y presiona los talones hacia el suelo, creando una forma de V invertida con tu cuerpo.
  • Mantén la pose durante 5-10 respiraciones, aumentando gradualmente la duración a medida que ganas fuerza.

La temporada de lluvias no debe ser una excusa para descuidar nuestra salud y bienestar. El yoga ofrece una forma efectiva de mantenernos activos y enérgicos incluso en los días más lluviosos. Las poses de yoga mencionadas anteriormente, como Kapalbhati Pranayam, Nadi Shodhan Pranayam y Adho Mukha Shvanasana, te ayudarán a mantener tu sistema inmunológico fuerte, mejorar tu estado de ánimo y encontrar la calma en medio de la lluvia. Incorpora estas poses en tu rutina diaria y aprovecha al máximo la temporada de lluvias.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Yoga para días lluviosos: mantente activo y enérgico puedes visitar la categoría Yoga en General.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Mas información