Yoga para cuerpos grandes: beneficios y consejos para principiantes

El yoga ofrece una gran cantidad de beneficios para la salud. También puede ayudar a los principiantes en ejercicio a mejorar la movilidad y reducir el dolor. Para muchas personas, el yoga puede ser una excelente introducción al fitness. Las personas con obesidad a veces tienen comorbilidades que dificultan el ejercicio y la adopción de un estilo de vida saludable. El exceso de peso puede causar dolor en las articulaciones y socavar la movilidad. Si un principiante en yoga ha sido sedentario durante un período prolongado, es posible que tenga dificultades para hacer ejercicio o se preocupe por los riesgos del ejercicio. El yoga ofrece una introducción suave al ejercicio que puede ayudar a desarrollar fuerza y resistencia. El yoga para personas con obesidad se centra en desarrollar fuerza y confianza. Este artículo explica los beneficios del yoga para personas con obesidad. También explica consejos para comenzar, incluyendo escuchar al cuerpo, encontrar instructores y comunidades en línea.

Índice
  1. Desafíos para las personas con cuerpos más grandes
  2. Consejos para comenzar con el yoga
    1. Escuchar al cuerpo
  3. Elegir el tipo de yoga adecuado
  4. Instructores y comunidades en línea
  5. ¿Es el yoga bueno para principiantes con obesidad?
  6. Cómo hacer yoga si tienes sobrepeso

Desafíos para las personas con cuerpos más grandes

Algunas personas con obesidad son practicantes de yoga con años de experiencia. Pero los principiantes pueden enfrentar algunos desafíos, especialmente si han sido sedentarios durante mucho tiempo. Algunos problemas que una persona puede enfrentar incluyen:

  • Dolor en las articulaciones
  • Dificultad para entrar en algunas posturas de yoga
  • Disminución de la movilidad o tardar más en entrar en las posturas de yoga
  • Fatiga si una persona ha sido sedentaria durante mucho tiempo

Consejos para comenzar con el yoga

La Asociación de Medicina de la Obesidad recomienda que las personas se ejerciten gradualmente para evitar ejercicios que puedan ejercer presión sobre las articulaciones, especialmente si han sido sedentarias durante mucho tiempo. Algunos consejos para comenzar incluyen:

  • Entender que el peso corporal no es una contraindicación absoluta para el ejercicio. Si una persona se siente cómoda, puede comenzar una rutina de ejercicio.
  • Comenzar lentamente, especialmente si hay dolor en las articulaciones.

Escuchar al cuerpo

El dolor no es una señal de que una persona está ganando fuerza, y el ejercicio no tiene por qué ser desagradable o doloroso. En lugar de establecer metas de fitness arbitrarias o aplicar pautas de fitness a una situación que puede no ser adecuada, es importante que una persona escuche su cuerpo. Pruebe estas soluciones prácticas:

  • Si una posición es dolorosa, intente modificarla. Si esto no funciona, evite la posición por completo.
  • Pregunte al instructor sobre dispositivos de apoyo. Por ejemplo, un ladrillo de espuma debajo de las rodillas puede aliviar el dolor en las articulaciones.
  • Tome descansos si es necesario.
  • Si una persona siente que la clase puede no ser adecuada para ella, considere probar una clase diferente, una clase más corta o más descansos frecuentes.
  • Elija una clase que complemente los objetivos de una persona y que la haga sentir bien, no juzgada o avergonzada.

Elegir el tipo de yoga adecuado

No hay investigaciones recientes que comparen diferentes tipos de yoga para personas con obesidad. Por lo tanto, una persona debe elegir una clase accesible, conveniente y cómoda. Una persona que es sedentaria y tiene un bajo estado físico puede preferir evitar el yoga caliente, que tiende a requerir más aptitud cardiovascular. Algunos factores a tener en cuenta al elegir una clase de yoga incluyen:

  • Habilidad y experiencia del instructor
  • Diversidad de tipos de cuerpo y tamaños en la clase
  • Si la clase se adapta a la experiencia y nivel de fitness de la persona
  • Tiempo y ubicación de la clase, ambos pueden influir en la facilidad de una persona para mantenerse en la clase

Instructores y comunidades en línea

Una amplia variedad de instructores enseñan yoga, incluyendo algunas personas que médicamente califican como obesas. Para algunas personas, las comunidades o instructores en línea son una excelente alternativa que puede reducir la ansiedad y hacer que el yoga sea más conveniente. Al elegir un instructor o una clase, algunas preguntas a hacer incluyen:

  • ¿Es probable que esta clase me haga sentir bien conmigo mismo?
  • ¿Me gusta este instructor?
  • ¿Siento que necesito ayuda en persona?
  • ¿Sería más conveniente una clase en línea?
  • ¿Cuáles son mis objetivos para mi práctica de yoga?

¿Es el yoga bueno para principiantes con obesidad?

Sí, el yoga puede ser muy beneficioso para los principiantes con obesidad. El yoga ofrece una forma suave de ejercicio que puede ayudar a desarrollar fuerza, flexibilidad y resistencia. Además, el yoga puede ayudar a reducir el estrés y mejorar la salud mental. Es importante comenzar lentamente y escuchar al cuerpo para evitar lesiones o dolor excesivo. Con el tiempo, a medida que la fuerza y la confianza aumentan, los principiantes con obesidad pueden progresar en su práctica de yoga.

Cómo hacer yoga si tienes sobrepeso

Hacer yoga si tienes sobrepeso puede requerir algunas adaptaciones. Aquí hay algunos consejos para practicar yoga de manera segura y efectiva si tienes sobrepeso:

  • Utiliza accesorios de apoyo, como bloques o correas, para ayudarte a mantener las posturas correctamente.
  • Modifica las posturas según sea necesario para adaptarlas a tu cuerpo. No te preocupes por hacer exactamente la misma postura que otros en la clase.
  • Escucha a tu cuerpo y no te fuerces más allá de tus límites. Si sientes dolor o molestias, detente y descansa.
  • Busca clases o instructores que sean inclusivos y respetuosos con todos los tipos de cuerpo.
  • Recuerda que el yoga no se trata de la apariencia física, sino de la conexión mente-cuerpo y el bienestar general.

Recuerda que cada persona es única y que lo más importante es escuchar a tu cuerpo y respetar tus propios límites. El yoga es una práctica personal y cada uno puede adaptarla según sus necesidades y capacidades. ¡Disfruta de los beneficios del yoga en tu cuerpo más grande!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Yoga para cuerpos grandes: beneficios y consejos para principiantes puedes visitar la categoría Espiritualidad.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Mas información