Yoga para fertilidad: beneficios y posturas recomendadas

El yoga es una práctica ancestral que combina posturas físicas, respiración y meditación para promover la salud y el bienestar en general. Si bien el yoga ha sido ampliamente reconocido por sus beneficios para el cuerpo y la mente, también se ha explorado su relación con la fertilidad y la concepción. Aunque no existen estudios que demuestren una conexión directa entre el yoga y la fertilidad, hay evidencia anecdótica y estudios que sugieren que el yoga puede tener beneficios indirectos para aquellos que están tratando de concebir.

Índice
  1. ¿Puede el yoga aumentar tu fertilidad?
  2. Beneficios del yoga para la fertilidad
  3. ¿Hay algún riesgo en hacer yoga cuando estás tratando de concebir?
  4. Posturas de yoga recomendadas para aumentar la fertilidad
  5. Consultas habituales
    1. ¿El yoga puede aumentar la calidad de los óvulos?
    2. ¿El yoga puede aumentar la hormona antimulleriana (AMH)?
  6. Tabla de posturas de yoga recomendadas para aumentar la fertilidad

¿Puede el yoga aumentar tu fertilidad?

No hay investigaciones que demuestren una conexión directa entre el yoga y la fertilidad. Sin embargo, algunos estudios han encontrado que el yoga tiene beneficios indirectos para aquellos que están tratando de concebir. El yoga ayuda a aliviar el estrés, que puede tener un impacto negativo en la capacidad de quedar embarazada. La investigación ha demostrado que las mujeres con más biomarcadores de estrés en su saliva tenían menos posibilidades de quedar embarazadas durante la ovulación que las mujeres con menos biomarcadores de estrés, y que las mujeres con niveles más altos de cortisol en sus cuerpos tenían un mayor riesgo de aborto espontáneo.

Otras investigaciones han encontrado que el yoga parece ayudar a las mujeres que se someten a tratamientos de fertilidad. Una revisión de 87 estudios sobre yoga encontró que una práctica regular de yoga puede mejorar los resultados para las mujeres que se someten a tratamientos de fertilidad. Es por eso que algunas clínicas de fertilidad han introducido el yoga para la fertilidad en sus servicios.

Beneficios del yoga para la fertilidad

El ejercicio en general es beneficioso para todo el cuerpo cuando te estás preparando para tener un bebé. El yoga es una excelente manera de tonificar y fortalecer el cuerpo de forma suave y de bajo impacto. Además, el yoga es una práctica diseñada para ayudarte a relajarte, lo que puede facilitar la concepción. Estos beneficios y la investigación realizada sobre el yoga y la fertilidad parecen indicar que, si bien no hay una relación directa entre el yoga y quedar embarazada, puede ayudarte indirectamente a concebir.

¿Hay algún riesgo en hacer yoga cuando estás tratando de concebir?

No, siempre y cuando estés bajo la tutorial de un instructor de yoga calificado. Sin embargo, tener cuidado y no exagerar, ya que las lesiones en el yoga son comunes. Lesionarte la espalda al hacer una postura incorrecta no será divertido una vez que logres concebir. Además, tener en cuenta que durante el embarazo, debes tener precaución al hacer yoga prenatal, ya que el cuerpo libera una hormona llamada relaxina, que facilita el parto pero puede darte una falsa sensación de flexibilidad.

Posturas de yoga recomendadas para aumentar la fertilidad

Existen algunas posturas de yoga que se recomiendan especialmente para aumentar la fertilidad. Estas posturas ayudan a relajarte, promover la circulación sanguínea en la zona pélvica y equilibrar las hormonas. Algunas de estas posturas incluyen:

  • Postura de flexión hacia adelante con cabeza sobre la rodilla (Janu Sirsasana): Siéntate en tu esterilla con las piernas extendidas hacia adelante. Dobla la pierna derecha y coloca la planta del pie derecho en el muslo interno de la pierna izquierda. Extiende la columna vertebral y dobla hacia adelante sobre la pierna izquierda manteniendo la espalda recta. Mantén esta posición durante cinco respiraciones y luego cambia de pierna.
  • Postura del puente (Setu Bandha Sarvangasana): Siéntate en tu esterilla con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en el suelo. Acuéstate boca arriba y coloca las manos planas en la esterilla junto a ti. Levanta las caderas, mantén la posición y respira profundamente. Puedes entrelazar las manos detrás de la espalda si lo deseas. Baja las caderas y repite varias veces.
  • Postura sentada de flexión hacia adelante (Paschimottanasana): Extiende las piernas a lo largo de la esterilla. Extiende los brazos por encima de la cabeza. Extiende la columna hacia arriba y luego dobla hacia adelante, articulando las caderas y manteniendo la espalda recta. Dobla hacia adelante tanto como puedas manteniendo la columna vertebral extendida. Mantén la postura durante cinco respiraciones.
  • Postura de piernas apoyadas en la pared (Viparita Karani): Coloca un cojín largo, una manta doblada o una almohada a pocos centímetros de la pared, paralela a ella. Acuéstate con la parte baja de la espalda sobre el cojín y las piernas apoyadas contra la pared. No debe haber espacio entre tus piernas y la pared. Coloca los brazos en forma de t a los lados. Mantente en esta posición y respira profundamente. Permanece en esta postura durante hasta cinco minutos. Esta es una excelente postura para hacer al final de tu práctica o justo antes de acostarte.

Aunque no hay una conexión directa entre el yoga y la fertilidad, la práctica del yoga puede ayudar con algunos de los síntomas que dificultan la concepción. Ya sea que el yoga aumente o no la fertilidad, vale la pena intentarlo debido a su capacidad para reducir el estrés, la ansiedad, la depresión y el insomnio, todos los cuales pueden hacer que el proceso de concebir sea mucho más placentero.

Consultas habituales

¿El yoga puede aumentar la calidad de los óvulos?

Si bien no hay evidencia científica que demuestre que el yoga aumente directamente la calidad de los óvulos, se cree que el yoga puede mejorar la circulación sanguínea en la zona pélvica y equilibrar las hormonas, lo que podría tener un efecto positivo en la calidad de los óvulos.

¿El yoga puede aumentar la hormona antimulleriana (AMH)?

No hay estudios que demuestren que el yoga aumente directamente los niveles de la hormona antimulleriana (AMH). Sin embargo, como el yoga puede ayudar a reducir el estrés y equilibrar las hormonas, algunos expertos creen que podría tener un efecto indirecto en los niveles de AMH.

Tabla de posturas de yoga recomendadas para aumentar la fertilidad

Postura Descripción
Postura de flexión hacia adelante con cabeza sobre la rodilla (Janu Sirsasana) Siéntate con las piernas extendidas. Dobla una pierna y coloca el pie en el muslo de la otra pierna. Dobla hacia adelante sobre la pierna extendida.
Postura del puente (Setu Bandha Sarvangasana) Acuéstate boca arriba con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en el suelo. Levanta las caderas y mantén la posición.
Postura sentada de flexión hacia adelante (Paschimottanasana) Siéntate con las piernas extendidas. Dobla hacia adelante desde las caderas y mantén la espalda recta.
Postura de piernas apoyadas en la pared (Viparita Karani) Acuéstate boca arriba con las piernas apoyadas contra la pared. Mantén las piernas rectas y relájate.

Recuerda siempre consultar con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, incluido el yoga, especialmente si estás tratando de concebir o si tienes alguna condición médica preexistente. El yoga puede ser una herramienta poderosa para mejorar la salud y el bienestar en general, y podría tener beneficios adicionales para aquellos que están tratando de concebir.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Yoga para fertilidad: beneficios y posturas recomendadas puedes visitar la categoría Yoga en General.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Mas información