Yoga para presión arterial baja: posturas efectivas

La presión arterial baja puede ser peligrosa y, aunque no es tan comúnmente conocida como la presión arterial alta, puede llevar a complicaciones cardiacas graves. La hipotensión es una condición médica en la que la presión de la sangre en las arterias cae por debajo de los niveles óptimos. Una lectura de presión arterial adecuada se considera generalmente 120/80 mm Hg, donde el número superior indica la presión sistólica o la presión en las arterias durante la contracción de los músculos del corazón, y el número inferior representa la presión diastólica, que es la presión en las arterias cuando el corazón está en reposo entre dos latidos. Se considera que una persona tiene presión baja cuando tanto la presión sistólica como la diastólica tienen una lectura baja, como 90/60.

Aunque algunas personas creen erróneamente que tener presión baja es bueno, una caída severa en la presión arterial puede provocar síntomas como mareos, desmayos, debilidad, respiración superficial, fatiga, dolor en el pecho, sed aumentada y náuseas. Esta condición puede ser causada por una baja cantidad de sangre en el cuerpo, como en el caso de la anemia, problemas cardíacos y efectos secundarios de medicamentos. Es importante destacar que la hipotensión a veces puede incluso llevar a un estado de shock, accidente cerebrovascular, ataque cardíaco y fallo renal.

Índice
  1. ¿Cómo aumentar la presión arterial con yoga?
  2. Posturas espectaculares de yoga para la presión arterial baja
    1. Ustrasana (Postura del camello)
    2. Adho Mukha Svanasana (Postura del perro mirando hacia abajo)
    3. Matsya Asana (Postura del pez)
    4. Padma Sarvangasana (Postura del hombro con loto)
    5. Ardha Matsyendrasana (Postura de torsión espinal sentado)
  3. Consultas habituales sobre yoga para la presión arterial baja
    1. ¿Es seguro practicar yoga si tengo presión arterial baja?
    2. ¿Cuánto tiempo debo practicar yoga para ver resultados en mi presión arterial?
    3. ¿Qué otras medidas puedo tomar para controlar mi presión arterial baja además del yoga?
  4. Tabla de posturas de yoga para la presión arterial baja

¿Cómo aumentar la presión arterial con yoga?

Aunque la hipotensión no es tan peligrosa como la hipertensión, tratarla a largo plazo es fundamental para evitar complicaciones graves. Si bien los medicamentos pueden normalizar la presión arterial en casos de emergencia, el yoga puede ser una solución a largo plazo para controlar esta condición.

El yoga, una práctica que combina estiramientos suaves y ejercicios de respiración, ofrece una forma natural de regular la presión arterial, mejorar la circulación sanguínea, eliminar toxinas y fortalecer el sistema inmunológico.

A continuación, presentamos una lista de posturas de yoga probadas que no solo ayudan a prevenir la presión arterial baja, sino que también ayudan a controlar otras anomalías cardíacas.

Posturas espectaculares de yoga para la presión arterial baja

Ustrasana (Postura del camello)

Siéntate sobre tus rodillas en el suelo, con las plantas de los pies hacia arriba y las piernas tocando el suelo. Alinea tus rodillas y hombros de manera recta mientras mantienes las manos en las caderas. Inhala y flexiona tu cuerpo hacia atrás, agarrando tus pies con las manos para mantener el equilibrio. Mantén esta postura durante un minuto o el tiempo que puedas, luego lentamente vuelve a la posición vertical, relajando los brazos y las piernas.

Beneficios:

  • La postura del camello fortalece y estira la parte baja de la espalda y los hombros, mejorando la postura en general.
  • Promueve la circulación de prana libre en todo el cuerpo y mejora la eficacia de los órganos.
  • Fortalece los músculos del corazón y normaliza la presión arterial.

Adho Mukha Svanasana (Postura del perro mirando hacia abajo)

Colócate en posición de cuatro patas, con las rodillas separadas a la anchura de las caderas y los brazos separados a la anchura de los hombros. Luego, levanta las caderas del suelo y estira los codos y las rodillas. Tu cuerpo debe formar una v invertida. Presiona las palmas de las manos en el suelo y estira el cuello de manera que las orejas rocen la parte interna de los brazos y la mirada esté hacia el ombligo. Mantén esta postura durante 30 segundos y luego vuelve a la posición inicial en cuclillas.

Beneficios:

  • El perro mirando hacia abajo es una de las posturas de yoga más poderosas para controlar tanto la presión arterial alta como la baja.
  • Estira y fortalece la columna vertebral y los hombros, alivia el estrés atrapado y ayuda a aumentar la presión arterial baja.
  • Mejora la circulación sanguínea en general y la función cardíaca.

Matsya Asana (Postura del pez)

Acuéstate boca arriba y coloca los brazos debajo de las caderas. Levanta la cabeza y el pecho, inhala y apoya la coronilla de la cabeza en el suelo mientras arqueas la espalda. Equilibra todo tu cuerpo utilizando los codos. Inhala y exhala profundamente para abrir el pecho. Mantén esta postura durante 30 segundos o el tiempo que te resulte cómodo.

Beneficios:

  • Conocida como la destructora de todas las enfermedades, la postura del pez facilita la respiración profunda al estirar y fortalecer los músculos pulmonares.
  • Equilibra el cuerpo y mejora la circulación y distribución de la sangre.
  • Ayuda a mantener la presión arterial bajo control y previene caídas o aumentos repentinos.

Padma Sarvangasana (Postura del hombro con loto)

Inicia la postura con un soporte para la cabeza. Mientras exhalas, dobla las piernas y crúzalas para colocar el tobillo derecho sobre el muslo izquierdo y el tobillo izquierdo sobre el derecho. Equilibra la espalda con las manos. Mantén esta postura durante varias respiraciones consecutivas o el tiempo que te resulte cómodo, despliega las piernas y baja gradualmente el cuerpo.

Beneficios:

  • La postura invertida del loto ayuda a expandir correctamente el pecho y facilita el bombeo de sangre por parte del corazón, regulando la presión arterial.
  • El giro del cuerpo superior actúa como un masaje en los órganos internos superiores, lo que ayuda a eliminar toxinas del cuerpo.
  • Mejora la postura y fortalece los músculos del cuello, la espalda y la cadera.

Ardha Matsyendrasana (Postura de torsión espinal sentado)

Siéntate derecho con las piernas extendidas y los pies juntos. Dobla la pierna izquierda y coloca el talón del pie izquierdo junto a la cadera derecha. Luego, lleva la pierna derecha sobre la rodilla izquierda. Coloca la mano izquierda en el pie derecho y la mano derecha detrás de ti. Gira la cintura, los hombros y el cuello hacia el lado derecho y mira por encima del hombro izquierdo. Mantén la posición y respira suavemente. Luego, vuelve lentamente a la posición inicial y repite la postura en el mismo lado.

Beneficios:

  • Esta postura es increíblemente útil para aliviar dificultades respiratorias, estrés y tensión.
  • La torsión del cuerpo superior permite una respiración profunda y promueve una mejor circulación de la sangre en el corazón, lo que ayuda a normalizar la presión arterial.
  • Fortalece el sistema inmunológico y ayuda a aliviar el dolor y la rigidez de la espalda.

Estas posturas de yoga son solo algunas de las muchas que pueden ayudarte a controlar y prevenir la presión arterial baja. Recuerda practicar yoga de manera regular y consultar a un profesional antes de comenzar cualquier nueva rutina de ejercicios. ¡Namaste!

Consultas habituales sobre yoga para la presión arterial baja

¿Es seguro practicar yoga si tengo presión arterial baja?

Sí, el yoga es seguro para personas con presión arterial baja. Sin embargo, es importante consultar a un profesional de yoga o a tu médico antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios para asegurarte de que sea adecuada para ti.

¿Cuánto tiempo debo practicar yoga para ver resultados en mi presión arterial?

Los resultados pueden variar según la persona, pero se recomienda practicar yoga de manera regular durante al menos 3 meses para ver mejoras en la presión arterial. Es importante ser constante y mantener una rutina de yoga a largo plazo.

¿Qué otras medidas puedo tomar para controlar mi presión arterial baja además del yoga?

Además del yoga, puedes tomar medidas como mantener una dieta saludable y equilibrada, limitar el consumo de sal, mantener un peso saludable, evitar el consumo excesivo de alcohol y tabaco, y reducir el estrés a través de técnicas de relajación y meditación.

Tabla de posturas de yoga para la presión arterial baja

Postura Beneficios
Ustrasana (Postura del camello) Fortalece y estira la parte baja de la espalda y los hombros, mejora la postura y refuerza los músculos del corazón.
Adho Mukha Svanasana (Postura del perro mirando hacia abajo) Estira y fortalece la columna vertebral y los hombros, aumenta la presión arterial y mejora la circulación sanguínea.
Matsya Asana (Postura del pez) Facilita la respiración profunda, equilibra el cuerpo y mejora la circulación sanguínea.
Padma Sarvangasana (Postura del hombro con loto) Expande el pecho, facilita el bombeo de sangre por parte del corazón y mejora la circulación sanguínea.
Ardha Matsyendrasana (Postura de torsión espinal sentado) Alivia dificultades respiratorias, reduce el estrés y la tensión, y mejora la circulación sanguínea en el corazón.

Recuerda que es importante practicar yoga de manera segura y escuchar a tu cuerpo en todo momento. Si sientes alguna molestia o dolor durante la práctica, detente y consulta a un profesional de yoga.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Yoga para presión arterial baja: posturas efectivas puedes visitar la categoría Yoga en General.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Mas información